La necesidad de cuidar de las cuidadoras centra el desarrollo del ‘VII Encuentro de cuidadoras de Gran Canaria’

Cuidar a las cuidadoras y que por un día sean ellas las protagonistas es el objetivo del séptimo ‘Encuentro de personas cuidadoras de Gran Canaria’ organizado por el Cabildo de Gran Canaria y la Consejería de Sanidad del Gobierno regional en Infecar para visibilizar y poner en valor el papel de las cuidadoras de las personas dependientes.

Este encuentro, que ha congregado a más de 300 personas de toda Gran Canaria y Tenerife, surge de un grupo de profesionales del ámbito sanitario, que detectaron la necesidad de que las personas cuidadoras tuvieran un espacio de ocio donde descargar la tensión y la sobrecarga que generan los cuidados, y donde compartir experiencias.

Una sobrecarga que se hace desde el cariño y el amor, pero que tiene consecuencias en la salud, conlleva renuncias y un importante coste físico y emocional, destacó la consejera de Política Social y Accesibilidad del Cabildo, Elena Máñez, en la inauguración junto al consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Baltar, y el gerente de Atención Primaria del Servicio Canario de Salud, Carlos Jorge.

“La entrega y el amor de las cuidadoras merecen un reconocimiento pero no deberíamos depositar todo ese esfuerzo del cuidado en el entorno familiar porque la Ley de dependencia reconoce el derecho que tenemos todas las personas a ser cuidadas y que no tenga que recaer única y exclusivamente en la familia”, agregó.

Hablamos de  mujeres porque según datos que ofreció el consejero de Sanidad regional, del censo de casi 13.000 personas cuidadoras en Gran Canaria, el 76 por ciento son mujeres, y 1 de cada 4 mujeres entre los 55 y los 65 años tiene que cuidar a algún familiar dependiente. La mayoría, el 81 por ciento, no tienen estudios o tienen estudios primarios, el 83 por ciento no tiene actividad laboral, y son las hijas quienes asumen mayoritariamente este rol en un 55 por ciento.

“Las cuidadoras hacen una labor excepcional, nos permiten mantener a los pacientes en su entorno habitual, algo que los profesionales sanitarios defienden como la mejor medicina”, agregó.

De ahí la importancia de que las administraciones trabajen en el apoyo y las ayudas a quienes cuidan, porque son una pieza fundamental del sistema sanitario.

En ese sentido, Máñez recordó que la Ley de la Dependencia les reconoció en un primer momento el derecho a la cotización a la Seguridad Social, derecho que eliminó el Partido Popular. “Era un derecho fundamental ya que garantizaba una pensión digna para estas personas que en su mayoría han tenido que renunciar a una vida profesional”, se lamentó.

A nivel estatal, el 94 por ciento de las personas cuidadoras no profesionales se ha dado de baja de la Seguridad Social desde que gobierna el Partido Popular por la eliminación de la financiación estatal de las aportaciones a la Seguridad Social, concluyó.

Comentarios cerrados.